Inteligencia Estratégica en el contexto mexicano

La toma de decisiones en los sectores público y privado se realiza cada vez más en ambientes con altos niveles de incertidumbre, afectando la viabilidad de las decisiones de política pública y de negocios. Retos como la seguridad pública, el desarrollo económico, la competencia internacional y el acceso a nuevos mercados, se caracterizan por condiciones de información incierta, dispersa e incompleta. Este entorno demanda el desarrollo de nuevas y  mejores herramientas para la generación de conocimiento útil para los tomadores de decisiones.

La inteligencia entendida como un proceso sistemático y ético de recopilación, clasificación, correlación y diseminación de conocimiento operable, ofrece una herramienta invaluable para la transformación de la incertidumbre en riesgo, contribuyendo al desarrollo de estrategias para anticipar amenazas y capitalizar oportunidades.

La pertinencia y utilidad que la inteligencia estratégica brinda como herramienta para los tomadores de decisiones, tanto en el campo de la administración pública como en la administración de negocios, ha sido tal en otros países, que sólo en los Estados Unidos de América se ofrecen al año más de 100 programas académicos.